top of page

Acuerdo de última hora daría respiro a la reforma pensional

Quedan 70 días para que el proyecto pase su examen en el Legislativo. Si al final de este período no ha sido aprobada se hundirá por falta de trámite.


En medio del ambiente tenso que hay entre algunos sectores del Congreso y la Presidencia de la República tras el hundimiento de la reforma a la salud y las declaraciones del jefe de Estado, Gustavo Petro, por este hecho; las buenas noticias para las reformas del Gobierno llegarían desde la pensional.


Esto debido a un acuerdo al que estarían muy cerca de llegar los alfiles de Casa de Nariño encargados de sacar a flote esta iniciativa y legisladores del Partido Liberal, con el que se cedería en puntos neurálgicos como el umbral de cotización obligatoria a Colpensiones y el destino de los dineros que ya están ahorrados en los fondos privados.


El primer acuerdo, según informaciones conocidas por Portafolio, se lograría en el umbral obligatorio de cotización a Colpensiones, punto en el que hay dos informaciones. La inicial, que llega desde el Congreso, es que este se bajaría a dos salarios mínimos, mientras que otra versión dice que el Ejecutivo sólo está dispuesto a ceder hasta 2,5 salarios mínimos.


Ambos puntos, si bien están por encima de lo propuesto en la ponencia alternativa de la senadora Norma Hurtado, que pide que se baje el umbral a 1,5 salarios, marca una caída respecto a los tres salarios que inicialmente propuso el Ministerio del Trabajo, con la que según fuentes cercanas al proceso el Gobierno quiere mostrar una disposición al diálogo. 


Esto, que algunos sectores del Congreso y el Gobierno dan casi como un hecho, se logró tras una reunión celebrada el pasado lunes -8 de abril- en horas de la tarde en las oficinas del Senado, donde asistieron los congresistas Alejandro Carlos Chacón, Jhon Jairo Roldán, Fabio Amín, Claudia Pérez, Karina Espinosa y Laura Fortich.


Por parte del Gobierno Nacional hicieron presencia la ministra de Trabajo, Gloria Inés Ramírez, el presidente de Colpensiones, Jaime Dussán, y el ministro del Interior, Luis Fernando Velasco, quienes tienen instrucciones de limar asperezas para evitar que la reforma pensional se hunda, tal y como pasó con la de salud.


Ahora bien, el segundo acuerdo, en el que no hay mayores diferencias, sería que los recursos que ya están ahorrados en los fondos privados y que pasarían a Colpensiones con la imposición del umbral, no sean manejados directamente por el Estado, sino que pasen a un fondo fiduciario que se encargue de administrarlo. 

Esto se haría con el fin de evitar que esa plata se convierta en subsidios y a futuro se genere un desfinanciamiento del sistema pensional, que ponga en crisis los ahorros de quienes actualmente están ahorrando para su vejez.


Si todo sale como está planeado, estas modificaciones al proyecto del Gobierno serían presentadas el próximo lunes en las plenarias del Senado, si se logra el quórum necesario para llevar a cabo la votación por parte del Legislativo.


Al Gobierno le preocupa que quedan 70 días para que la reforma pensional cumpla con su trámite legislativo, ya que si al final de este período no ha sido aprobada se hundirá por falta de trámite, tal y como pasó con la reforma laboral en el 2023. Es por esto que al parecer se dio el brazo a torcer y se están buscando los acuerdos. 

5 visualizaciones0 comentarios

留言


bottom of page