top of page

Alianzas y regulación, los retos de las empresas para ser más sostenibles

Representantes de reconocidas empresas hablaron sobre las iniciativas sostenibles que están liderando, así como los retos y obstáculos que impiden avanzar con más celeridad.

Algunas de las empresas más reconocidas del país compartieron sus experiencias sobré cómo comenzaron a reconstruir sus modelos de negocio con prácticas sostenibles y los retos que conlleva. Foto: Jaime Pérez Para 2050, se espera que la población del mundo aumente a 9.000 millones de personas, por lo que el llamado urgente es a acelerar la implementación de acciones para que la población tenga un buen nivel de vida sin rebasar los límites del planeta.

Durante el Foro ‘Crecer de manera Sostenible: Estrategias Innovadoras para Empresas’, organizado por EL COLOMBIANO y Valora Analitik, algunas de las empresas más reconocidas del país compartieron sus experiencias sobre cómo comenzaron a reconstruir sus modelos de negocio con prácticas sostenibles y los retos que conlleva para el sector industrial implementarlos.


Para Vivian Alarcón, gerente de Comunicaciones y Sostenibilidad de Coca-Cola Femsa Colombia, la sostenibilidad permite tener un negocio más eficiente, pero también es importante encontrar aliados que permitan llegar a esas metas establecidas.

“Por ejemplo, gracias a una alianza con Empresas Públicas de Medellín (EPM), mejoramos la eficiencia energética de nuestras operaciones y mitigamos así el impacto ambiental. Ya logramos que nuestras siete plantas de producción en Colombia funcionen con energía 100% limpia”, expresó.

Otras de esas metas, dijo, es asegurar que todos los empaques de sus bebidas sean 100% reciclables para 2030, así como integrar el 50% de resina reciclada de PET a las botellas y mitigar el 50% de sus emisiones de CO2.


Desde la óptica de Santiago Álvarez, director ejecutivo de Latam Airlines Colombia, con el compromiso de ser una empresa cada día más sostenible, el grupo ha desarrollado una estrategia basada en tres pilares: cambio climático, economía circular y valor compartido, que le permite ser un actor que promueve el desarrollo social, ambiental y económico en los lugares donde opera.


Durante el primer trimestre del año, Latam estuvo expandiendo activamente su práctica de segregación de residuos en términos de reducir su impacto sobre la cantidad de desechos que van a vertederos, introduciendo nuevos contenedores de residuos. También ha tomado medidas significativas hacia la segregación de Tetra Pak en algunos de sus vuelos.


Por su parte, Samira Fadul, vicepresidente de Asuntos Corporativos y Legal Bavaria, contó que uno de los propósitos de la compañía es que el 100% de su energía eléctrica comprada provendrá de fuentes renovables y reducirán el 25% de sus emisiones de carbono a lo largo de la cadena de valor.


“La cerveza es un producto natural, a base de agua, cebada y lúpulo. Entonces, la sostenibilidad ya no es parte de nuestro negocio, es nuestro negocio. Si las empresas no evolucionan y no hacen parte de esta agenda, es el negocio el que está amenazado”, afirmó Fadul.

A manera de ejemplo, contó que una de las cuencas que abastecen las plantas de Bavaria en Bucaramanga estaba en riesgo, por lo que tuvieron que invertir en tecnología para adaptar las semillas de cebada, de lo contrario, los cultivos no eran capaces de resistir el régimen de lluvias.


Por el lado de Argos, Ana María Uribe, gerente de Sostenibilidad del Grupo, expresó que a ellos el cambio climático los atraviesa de principio a fin, por lo que la mitigación ha sido fundamental.

“Estamos trabajando en las energías renovables con Celsia, para pasar de esa mitigación a esa oportunidad de negocio. Tenemos un paquete de proyectos de energía de alrededor de 1.000 megavatios a nivel nacional y estamos esperando poder ejecutarlo”, añadió.

Alianzas y regulación, claves

Pero en ese camino por ser más sostenibles los desafíos no son pocos. Los empresarios destacaron como retos la generación de más alianzas público-privadas y la regulación.


Para Álvarez, de Latam, la sostenibilidad en la industria de la aviación es bastante retadora, pues “la mitigación de la huella de carbono de este sector todavía es muy difícil”.

“Al año 2050 aún no habrá aviones que generen cero emisiones y vamos a tener usar diferentes estrategias para llegar hasta allá. Es una realidad, y desde ya hay que saber que eso no se dará a través de un cambio tecnológico con aviones que no produzcan huella de carbono y que no usen combustibles fósiles”.

En ese sentido, apuntó que la industria no puede trabajar sola. “Para evitar emisiones relevantes en el uso de combustibles tenemos que migrar al uso de sintéticos o renovables. En Latinoamérica todavía no existe en la aviación el combustible sostenible y eso pone retos que van más allá del Ministerio de Minas o de Ecopetrol, que es con quien hoy hacemos el trabajo de proveeduría”.

De esta manera, recalcó que son necesarias las articulaciones para que se desarrollen los biocombustibles para aviones y así descarbonizar esa industria.

También socializó una de sus preocupaciones y es la sostenibilidad desde el punto de vista de costos. “Cuando vemos la producción de combustible renovable en otros mercados, este vale cuatro veces más que los fósiles. Entonces, la pregunta es si las personas están dispuestas a pagar dos veces más por tener huella de carbono reducida en la aviación”, dijo.


Al respecto, Adriana Velásquez, directora de Sostenibilidad y Sociedad de Alquería, concordó con que las inversiones altas son un gran reto y agregó que a este se le suma la transformación de mercados tradicionales, la investigación y desarrollo, y la formación de capacidades.

Para Velásquez, la regulación en Colombia también tiene que rejuvenecerse.

“Creo que la legislación del país tiene que apoyar las iniciativas del sector privado para poderlas escalar. Son necesarios los incentivos para materializar todo eso que queremos cambiar”, sostuvo.

En este sentido, los empresarios resaltaron que las alianzas y articulación de todos los actores son indispensables, pues no se puede lograr un impacto significativo si trabajan solos.

“Si queremos avanzar en la reducción de emisiones de una cadena de valor es imposible hacerlo solos como compañías. Necesitamos que todos aprendan a medir la huella, a entender dónde están las emisiones”, opinó Fadul, de Bavaria. Fuente: el colombiano https://www.elcolombiano.com/negocios/empresas/sostenibilidad-los-retos-de-las-empresas-en-colombia-HH24547044

2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page