top of page

Iniciativa que promueve, fomenta y fortalece la economía campesina y solidaria

La Comisión Séptima de la Cámara de Representantes aprobó en primer debate el proyecto de ley 351/23C, que busca promover, fomentar, fortalecer y desarrollar la economía popular y solidaria del sector rural en Colombia, a partir del fortalecimiento de economía campesina y solidaria, potenciando con ello la seguridad y la soberanía alimentaria en el país.

La iniciativa  establece un marco normativo que reconozca, proteja y promueva la economía campesina como un componente esencial para el desarrollo rural sostenible. “Buscamos crear las condiciones necesarias para que el campesinado pueda desarrollar sus actividades de manera digna y sustentable y así contribuir al desarrollo socio económico del país”, explicó el representante Juan Carlos Vargas, ponente de la iniciativa.


Según el texto, el Dane actualizará de manera periódica censos nacionales de población y vivienda que permitan la estimación y seguimiento a las condiciones de vida de la población campesina. Estos censos harán parte del sistema de información de la población y la economía campesina.


“El objetivo es incluirlos en las estadísticas oficiales y mejorar las políticas de desarrollo rural, así mismo, establece la creación del Registro y Certificado de Población Campesina (RPC) por parte del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, con el apoyo de las autoridades locales, con el fin de expedir certificados para reconocer la condición de campesino como grupo vulnerable y prioritario para la garantía de derechos”, explicó el congresista.

El proyecto  busca desarrollar líneas especiales de ahorro y crédito para el financiamiento de la economía campesina a través de entidades como Finago, Bancoldex, Findeter, Banagario y otras entidades financieras, incluidas las cooperativas de ahorro y crédito. “Estas líneas estarán destinadas a fortalecer el financiamiento de capital de trabajo, activos productivos y la sustitución de pasivos de familias y organizaciones de la economía campesina y solidaria”, se establece.


Es crucial promover la participación activa del campesinado en la toma de decisiones que los afectan, a través de mecanismos de diálogo, consulta y participación comunitaria. Asimismo, es necesario establecer alianzas con el sector privado, la academia y la cooperación internacional para potenciar los recursos y conocimientos necesarios para el desarrollo de la economía campesina”, señaló Vargas.

Se espera que mediante esta iniciativa, que continuará su debate en la plenaria de la Cámara, se desarrollen más programas relacionados con infraestructura, salud, educación, vivienda, asistencia técnica, generación de ingresos, comercialización y protección social rural que estén encaminados a la vocación agrícola, incluyendo ganadería, agroindustria, artesanías, infraestructura, e inclusive opciones de turismo que permitirán la dinamización de la economía rural.


1 visualización0 comentarios

Comentários


bottom of page