top of page

La Dian explica cómo sería el aumento de impuestos para los empresarios

Su director, Luis Carlos Reyes, advirtió que demoras en aprobación del proyecto de ley de arbitraje de litigios, podrían pasarle factura en 2024.



Esta semana se conocieron los balances de recaudo tributario para Colombia en el 2023, que quedó en $278,9 billones, los cuales fueron calificados por la Dian como “históricos”, pese al debate que se ha generado por cuenta de quienes resaltan que no se cumplió la meta establecida por el Gobierno Nacional, de $290 billones. En charla con Portafolio, el director de esta entidad, Luis Carlos Reyes, aseguró que quienes critican este logro “no saben de qué están hablando”, al tiempo que lanzó una alerta frente al futuro de los $15 billones que espera el Ministerio de Hacienda por cuenta de litigios y arbitramentos para 2024, cifra que podría terminar siendo menor. ¿Qué balance le deja el recaudo 2023?



Es un balance realmente histórico para la Dian y lo digo en un contexto en el cual se ha devaluado mucho ese término “histórico”. Algo que se venía haciendo anteriormente, no solo en la Dian, sino en general en el sector, era decir este año tenemos el presupuesto de educación más alto y el recaudo más alto de la historia y era porque en pesos nominales todo siempre es más alto porque hay inflación.



Aquí nosotros no estamos haciendo eso, estamos mostrando las cuentas tanto como porcentaje del PIB, que obviamente no está sujeto a la inflación, como en términos de crecimiento real, crecimiento de poder adquisitivo del recaudo, y en ese sentido tenemos un recaudo histórico.


Hay gente que dice que no se cumplió la meta…

Me parece que todos estos expertos en metas de recaudo que surgieron en el último año, ya que están interesados en el tema y quieren profundizar, deberían entender un poco mejor cómo funcionan esas metas de recaudo. Son metas que se ajustan durante el transcurso del año, según la evolución de variables macroeconómicas que se van observando en el transcurso del año.



Esa meta que están citando no es el resultado final de recaudo. La meta final de recaudo se establece con base en los datos observados de PIB del año y dado que el Dane no los reporta sino hasta febrero, es en febrero que se dan las cuentas finales. Quienes están diciendo que no se cumplió la meta, me parece que no saben de qué están hablando. 


Este año hay alta expectativa por el recaudo, especial de litigios y arbitrajes…



Primero hay que dejar claro que no es cierto que una gran parte del Presupuesto dependa de los litigios, son alrededor de $15 billones, que yo pienso que se tendrá que ajustar dadas las demoras que ha habido en la aprobación del proyecto de ley de arbitraje.

Por otro lado, me parece que también, quienes traen a colación este tema de arbitraje de litigios como un tema de la Dian, están confundiendo categorías.


¿Por qué?


La Dian no pasa leyes al Congreso, nosotros no tenemos mucho qué hacer, no se puede medir la eficiencia de nosotros con el arbitraje de litigios, mientras no haya una ley de arbitraje de litigios. Quien está a cargo de la iniciativa legislativa en términos tributarios es el Ministerio de Hacienda.



Así que me empieza a sorprender esa insistencia desde diversos sectores, en que el proyecto de ley de arbitraje de litigios se mezcla, se revuelve, con la eficiencia de la Dian. Es un tema de gestión legislativa desde el Ministerio de Hacienda y me parece que eso tiene que quedar muy claro.



¿Entonces cuál es el papel de la Dian?


Nosotros obviamente estamos listos para rendir cuentas con respecto al recaudo que hacemos, con base en las leyes existentes, y por ese lado entonces las proyecciones de recaudo que se hacen con base en eso pensamos que son totalmente razonables.



Es más, estamos seguros de que una vez aprobado el proyecto de ley de litigios, que esperamos que tenga un buen trámite en el Congreso, esa segunda meta sea perfectamente cumplida.



¿En cuánto podría quedar la cifra de litigios y arbitrajes?


No, no hay un cálculo específico en este momento, pero creo que quienes podrían hablar de un cálculo sería precisamente el Ministerio de Hacienda, que es el que conoce íntimamente los detalles de su estrategia legislativa. Todo depende de cuándo se apruebe y cuándo se pueda poner en práctica, para hacer cualquier tipo de análisis frente a este tema.


¿Se necesita una nueva reforma tributaria?


Me parece que, tal y como lo ha manifestado el presidente, puede ser conveniente recortar impuestos a las utilidades de las empresas para subirles impuestos a las personas naturales que son dueñas de esas empresas, siempre y cuando esto no implique una disminución del recaudo, dado que algunos estudios sugieren que eso puede aumentar la eficiencia de la actividad económica.



¿Se ampliará la base gravable de personas naturales?


El presidente ha sido muy claro con respecto a que esto no es para tocar a las personas naturales que se protegieron en la reforma tributaria de 2022. Es muy importante tener en cuenta que la idea, si se llega a dar esta reforma, es reducir impuestos a las utilidades de las empresas y subir impuestos a las personas naturales dueñas de esas empresas. La inmensa mayoría del país no es dueño de empresas y, por lo tanto, no tocaría a esas personas la reforma tributaria.



¿Cuánto variaría el recaudo con este cambio?


Hay muchos escenarios posibles. Obviamente, no se deberían tomar medidas que reduzcan el recaudo tributario, pero de nuevo, lo que ha planteado el presidente es algo más enfocado en la eficiencia del recaudo que en un aumento del mismo. Creo que también sería una excelente oportunidad para simplificar procedimientos tributarios y hacer toda una serie de cosas que faciliten la inversión, que den seguridad jurídica a los inversionistas.



18 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page