top of page

Reparto de bienes a los herederos se puede asegurar con un fideicomiso

Este producto que ofrecen las compañías fiduciarias es útil para evitar largos y costosos procesos de sucesión.

Foto: iStocks Cada vez más, los colombianos realizan su planificación patrimonial. Esta gestión debería ser aún más generalizada, ya que se vuelve fundamental para proteger un legado familiar y hacer una transición ordenada entre generaciones asegurando la estabilidad financiera y el bienestar de la familia.


Ernesto Villamizar, presidente de Credicorp Capital Fiduciaria, compañía del Grupo Credicorp, destaca la importancia de los fideicomisos en esta tarea, pues son un vehículo jurídico (parecido a una sociedad) que facilita y potencializa la planificación patrimonial, permitiendo una gestión eficiente.

Además, los fideicomisos aseguran de los bienes, inversiones o proyectos de una persona o familia, protegiendo su confidencialidad.


El propietario del patrimonio transfiere la propiedad de ciertos activos a un fideicomiso (que se crea con un contracto) para que una fiduciaria especializada y profesional, los administre y distribuya en beneficio de uno o más beneficiarios, con base en ciertas reglas.


Credicorp Capital Fiduciaria dice que los fideicomisos, protegen los bienes y aseguran una distribución ordenada de estos entre los herederos o beneficiarios designados, evitando conflictos futuros, con eficiencias en materia tributaria. El fideicomiso es un vehículo muy potente, incluso más que una sociedad, para cuidar un patrimonio de acuerdo con unas reglas claras y precisas.


Hay varios tipos de fideicomisos siendo los más comunes los empresariales, que facilitan la gestión de negocios, los inmobiliarios, para el desarrollo de proyectos de construcción y los familiares, diseñados para preservar y transferir el patrimonio familiar de una generación a otra.


La firma Credicorp Capital Fiduciaria dice que hay que tener claridad sobre los objetivos y necesidades específicas en relación con la gestión y distribución de los activos, lo que implica reflexionar sobre las prioridades financieras y familiares a corto, mediano y largo plazo.



También indica que hay que identificar a las personas o entidades que serán los beneficiarios designados del fideicomiso y especificar detalladamente cómo se desea que se distribuyan los activos entre ellos y finalmente, evaluar la cantidad de activos y dinero disponibles para transferir al fideicomiso, asegurándose de que la estructura elegida sea adecuada para los recursos financieros disponibles.

1 visualización0 comentarios

Comments


bottom of page