top of page

Debate en Colombia: ¿Flexibilizar la Regla Fiscal para Reactivar la Economía?

En medio de una desafiante coyuntura económica, el presidente de Colombia ha planteado una propuesta que busca flexibilizar la regla fiscal en el país. Esta iniciativa surge en un contexto de contracción económica, evidenciada por la caída del 0,3% en el Producto Interno Bruto (PIB) durante el tercer trimestre, una situación que no se experimentaba desde el año 2020 bajo los impactos iniciales de la pandemia.


 

 Debate en Colombia: ¿Flexibilizar la Regla Fiscal para Reactivar la Economía?

 

El ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla, respalda la propuesta argumentando que la regla fiscal actual prioriza el pago de la deuda pública en detrimento de la inversión pública, la cual considera esencial para reactivar la economía del país. Sin embargo, críticos, entre ellos analistas económicos y exministros como José Manuel Restrepo y José Antonio Ocampo, han expresado reservas y advierten sobre los posibles riesgos y desafíos que conllevaría modificar esta norma.


Una de las principales preocupaciones es la desconfianza que podría generar en los mercados financieros y el potencial encarecimiento de la financiación gubernamental. José Antonio Ocampo, exministro de Hacienda y exdirector de Planeación Nacional, destaca la importancia de la regla fiscal dada la elevada deuda del Gobierno y advierte que cualquier cambio podría generar desconfianza, calificando el anuncio como "desafortunado".


El debate se amplía al contexto de la ejecución de proyectos, ya que algunos analistas sugieren que el problema no radica únicamente en la falta de recursos, sino también en la baja ejecución de los proyectos existentes. La propuesta de Petro ha generado opiniones divididas, con algunos proponiendo acelerar la ejecución y fortalecer iniciativas público-privadas como alternativas para impulsar la inversión pública.


Andrés Langebaek, director de Estudios Económicos del Grupo Bolívar, aporta al debate destacando que la ejecución de los recursos de inversión del Gobierno hasta octubre apenas alcanza el 57%, señalando que el presupuesto actual ofrece un margen para potenciar los proyectos existentes y lograr un mayor impacto en la economía.


A pesar de estas consideraciones, algunos expertos advierten sobre posibles consecuencias negativas en los mercados financieros si se altera la regla fiscal, lo que podría afectar significativamente los costos de financiamiento del Gobierno. Con opiniones divergentes sobre el impacto real de la propuesta de Petro, el escenario económico colombiano se encuentra en una encrucijada, generando intensos debates sobre la mejor estrategia para estimular la inversión y revitalizar la economía del país.


En la misma línea, el director de Investigaciones de Corficolombiana, José Ignacio López, destaca la importancia de mantener la estabilidad y confianza en el manejo fiscal del país. Señala que, si bien el Gobierno cuenta con un presupuesto aún holgado, sería preferible acelerar la ejecución de los proyectos existentes y fortalecer las iniciativas público-privadas para impulsar la inversión, evitando así los riesgos asociados con la modificación de la regla fiscal.

En un tono más optimista, algunos observadores señalan que el crecimiento proyectado del 40% en términos reales en la inversión del Gobierno Nacional Central entre 2022 y 2024 podría brindar un impulso significativo a la economía. La pregunta persiste: ¿es este crecimiento suficiente, o se requieren ajustes más audaces en las políticas fiscales para abordar los desafíos actuales y futuros? La discusión continúa, y el destino económico de Colombia parece depender en gran medida de las decisiones que se tomen en torno a la regla fiscal y la estrategia de inversión gubernamental.



12 visualizaciones0 comentarios

Kommentare


bottom of page