top of page

¿Trabajar con padres, hijos y hermanos, sin perder a la familia o la empresa?

Actualizado: 13 feb

En nuestra extensa trayectoria asesorando a empresas familiares, hemos observado que aquellos que consideran unirse a la empresa familiar a menudo lo perciben como adentrarse en un mundo lleno de emociones intensas, no siempre deseables. Con el objetivo de abordar estos desafíos y capitalizar las oportunidades inherentes a formar parte de un equipo dirigido por la familia, compartimos algunos consejos prácticos.



 

Si bien la experiencia puede ser gratificante, trabajar con familiares también plantea desafíos únicos. Algunos problemas recurrentes pueden incluir temas como la comunicación ineficiente, confusiones en cuanto a roles y responsabilidades, conflictos personales que impactan el entorno laboral y la falta de planificación a largo plazo.

 

Relaciones entre cónyuges: la dinámica entre cónyuges o compañeros permanentes que trabajan juntos puede generar tensiones, ya que las diferencias personales a veces interfieren con la toma de decisiones y la comunicación efectiva. La forma en que los cónyuges se tratan en el entorno laboral puede transmitir indirectamente el estado de su relación, influyendo incluso en las personas que interactúan con ellos en este entorno laboral.

 

Desafíos entre hermanos: la rivalidad entre hermanos puede afectar la dinámica laboral, dando lugar a conflictos de poder, competencia y falta de colaboración que impactan negativamente en la productividad y el ambiente de trabajo. Sin una dosis adecuada de prudencia y respeto hacia el entorno, estos conflictos pueden parecer más propios de la infancia que de adultos profesionales, socavando la imagen y autoridad de los involucrados en la organización debido a la incapacidad para gestionar sus emociones.

 

Desafíos en la sucesión: navegando las aguas de un cambio generacional: la transición de liderazgo de una generación a otra constituye un punto crucial en las empresas familiares y, sin la establecida claridad de expectativas y la atención adecuada a las preocupaciones de cada miembro de la familia, puede dar lugar a tensiones y conflictos. En numerosas ocasiones, los empleados se ven envueltos en comentarios irónicos, cínicos y cargados de enojo que reflejan los temores, resentimientos y expectativas que los miembros de la familia albergan sobre sus futuros roles en la empresa, especialmente en lo que respecta al liderazgo.

 

La sucesión, si no se maneja con cuidado, puede convertirse en un terreno fértil para la expresión de temores no expresados y para el surgimiento de resentimientos. Los empleados se encuentran en la incómoda posición de presenciar estas tensiones familiares, lo cual puede afectar la moral y la percepción de la estabilidad de la empresa.

 

Toma de decisiones emocionales: en ocasiones las decisiones empresariales se ven influenciadas por relaciones familiares y emociones personales, comprometiendo la objetividad y eficacia en la gestión de la empresa. Frases como “siempre has sido la oveja negra de la familia”, “deberían escuchar a tu hermano mayor” o “mantengamos la armonía por encima de todo”, pueden convertirse en guías poco sólidas para determinar el rumbo de una empresa familiar.

 

Es esencial separar las emociones familiares de las decisiones empresariales, para garantizar una gestión objetiva y orientada hacia el éxito a largo plazo. Establecer protocolos claros y procesos estructurados durante la toma de decisiones contribuirá significativamente a mantener la integridad y la prosperidad de la empresa.

 

 

Ahora, compartimos algunos consejos prácticos para enfrentar estos desafíos:

 

Comunicación clara y delimitada:

-          Establecer límites claros entre asuntos familiares y de negocios

-          Ser directo y honesto en la comunicación para lograr una comprensión clara.

-          Evitar mezclar temas temas familiares y laborales en contextos indebidos.

-          En la reunión de familia no hablamos de presupuestos; y en la reunión de la empresa, no hablamos de la cena de navidad.

 

Roles y responsabilidades definidos:

-          Clarificar desde el inicio, quién es responsable de cada tarea para prevenir conflictos.

-          Definir roles en la empresa familiar es clave para la supervivencia

-          Reiterar que el cargo de hijo de socio -es decir sin funciones, ni responsabilidades- no existe.

 

Gestión efectiva de conflictos:

-          Aprender a separar problemas personales de asuntos profesionales para mantener la armonía en el entorno laboral: “las discusiones son inevitables, pero no permitas que el drama personal afecte la oficina”.

-          Implementar herramientas prácticas como la mediación para resolver disputas de manera objetiva.

 

Colaboración familiar:

-          Reconocer y celebrar las fortalezas individuales de cada miembro de la familia.

-          Facilitar la participación de todos en decisiones importantes para fortalecer el sentido de unidad.

-          Celebrar los éxitos como un equipo unido

 

Evitando naufragios empresariales:

-          Desarrollar un plan de sucesión transparente.

-          Tener en cuenta la opinión de profesionales externos puede aportar objetividad, nuevos horizontes y prevenir posibles conflictos internos.

 

Adaptabilidad al cambio:

-          Aceptar que tanto las dinámicas familiares como empresariales evolucionan.

-          La adaptabilidad es clave para superar nuevos desafíos; a veces, es necesario ajustar estrategias o incluso dejar atrás elementos que ya no contribuyen al crecimiento.

 

Conclusión:

A quienes forman parte de empresas familiares, les hacemos un llamado a reconocer que esta no es simplemente una tarea diaria, sino una travesía llena de desafíos y triunfos. Al asumir los problemas, encontrar soluciones y crecer con el proceso, cada desafío se convierte en una oportunidad, y cada éxito es motivo de celebración en esta apasionante aventura familiar. ¡Que cada paso fortalezca los lazos familiares y contribuya al éxito continuo de la empresa!

46 visualizaciones0 comentarios

Opmerkingen


bottom of page